Sólo Jesús

Resumen basado en el sermón predicado por nuestro Pastor, Rvdo. Adolfo Santana Cordero el domingo, 15 de febrero de 2015

Texto bíblico: Marcos 9:2-9

Un día, un hombre sabio y piadoso clamó al cielo por una respuesta. El hombre aquel encabezaba un grupo de misioneros que oraban por la paz del mundo, para lograr que las fronteras no existieran y que toda la gente viviera feliz. La pregunta que hacían era: "¿Cuál es la clave, Señor, para que el mundo viva en armonía?" Entonces, los cielos se abrieron y después de un magnífico estruendo, la voz de Dios les dijo: COMODIDAD. Todos los misioneros se veían entre sí, sorprendidos y extrañados de escuchar tal término de la propia voz de Dios. El hombre sabio y piadoso preguntó de nuevo: ¿Comodidad Señor?, ¿Qué quieres decir con eso? Dios les respondió: La clave para un mundo pleno es: Como di, dad. Es decir, así como yo les di, dad vosotros a vuestro prójimo. Como di, dad vosotros fe; como di, dad vosotros esperanza; como di, dad vosotros caridad; como di, dad sin límites, sin pensar en nada más que dar, dad vosotros al mundo. Así el mundo, será un paraíso" (Ilustración tomada de http://www.webselah.com/comodidad).

Celebrar el domingo de la Transfiguración nos confronta no sólo con la misión que se realiza en la Iglesia, sino en quién está puesta la mirada de nosotros como seguidores de Cristo. En el caso de Pedro, Jacobo y Juan, les entusiasmó la experiencia de ver a los dos grandes del Antiguo Testamento, Elías y Moisés, dialogando con Jesús. Sin embargo, cuando llegó el momento para disfrutar de la experiencia de ver aquel junte, quedó en el panorama sólo Jesús. Esto fue así para que aprendieran que como Jesús les estaba dando e impartiendo enseñanzas, ellos fuesen capaces de hacerlo más adelante, luego de la resurrección. Pidámosle a Dios nos ayude a mirar en todo: "sólo a Jesús". Amén.